Tendencias de retail

Estar en la NRF, por más que usted asista durante años consecutivos y ya tenga “buenos consejos” para optimizar los contenidos, significa tener esa sensación de haber olvidado cosas importantes. Con tantas conferencias simultáneas, áreas de innovación, startups y acciones paralelas, el programa debe ser estudiado mucho antes.  En el segundo día del evento, frente a más de 700 expositores, el “estar a la hora correcta y en el lugar correcto” se vuelve todo un desafío.

Tradicionalmente, esta es una feria en la que se presenta mucha tecnología orientada al comercio minorista, y es ahí donde vemos los mayores desafíos de implementación dentro de los mercados de Latinoamérica.

Gran parte de los temas se repiten año tras año, principalmente desde que se comenzó a hablar del término omnicanalidad, no obstante, éstos han ido evolucionando y madurando, quedando así más accesibles para ser implementados. Por un lado, esta es una gran noticia, ya que se puede disponer de más cosas con mayor facilidad para nuestro mercado latino como un todo. Pero, por otro lado, da esa aflicción por ver que las soluciones están siendo reemplazadas rápidamente, y en un abrir y cerrar de ojos, estarán llegando nuevas versiones.

Etiquetas inteligentes, soluciones de Business Intelligence para la gestión de los KPI de las tiendas, probadores digitales para la integración del consumidor con el producto y RFID, son algunos de los temas abordados por una gran variedad de expositores. Algunos de los aspectos más destacados de la edición de este año proceden de esta línea de evolución y desarrollo de tecnologías facilitadoras del proceso de compra.

Esto puede verse, por ejemplo, ¡en la gran cantidad de robots presentes en la feria! El robot “Bossa Nova” le ha ahorrado unos cuantos miles de dólares a Walmart gracias a su lectura inteligente de prevención de roturas, por ejemplo. Otro caso es el Badger, que además de hacer la lectura del plano de disposición en las estanterías, también realiza la lectura del suelo y de los puntos fijos de la tienda con el fin de detectar posibles fugas, problemas con la electricidad, entre otros.

Intel, como siempre, es una de las marcas que siempre está presente en la NRF y continúa apostando por la experiencia del usuario para disminuir la fricción en el momento de compra. A través de cámaras, sensores y escáneres, detectan estados de ánimo, tipos de ropa, géneros y, con base en ello, brindan la mejor experiencia donde quiera que se encuentre el consumidor, ya sea en el cine, eligiendo un calzado o simplemente yendo de compras al supermercado. Analytics viene también con un dispositivo que es más que especial: un drone que sobrevuela la tienda y que hace rápidamente toda la lectura inteligente de lo que está sucediendo en tiempo real. De hecho, era casi imposible no notarlo: daba de qué hablar cuando volaba sobre el pabellón cada diez minutos para atraer la atención del público.

Respecto al sector textil, dos soluciones vistas en años anteriores, pero que han evolucionado a versiones más sencillas (a veces la respuesta es un simple botón y no un sistema híper complejo), ayudan al consumidor haciendo un escaneo de su cuerpo para ayudarlo a comprar ropa y zapatos en línea. Esto también es útil para las marcas que deseen sugerir ropa perfecta a la medida, como es el caso de Indochino. Con la aplicación MYSizeID, el individuo, con su propio celular, apoya las manos en la pared, cubre su propio teléfono móvil con el codo y tiene un escaneo perfecto de todas sus medidas. Por su parte, MetricStory es una versión física en la que el cliente se sube a una especie de balanza colocada frente a un espejo y, en 30 segundos, ya puede ver un extracto detallado de sus dimensiones.

No queda duda de que el lanzamiento de AmazonGo en 2017 ha provocado que muchos proveedores de tecnología ofrezcan soluciones de “compre y haga todo usted mismo”, ¡de la forma más simple posible! El consumidor descarga una app con todos sus datos, entra a la tienda para hacer sus compras y en cuanto “sale” de la tienda ¡ya tiene el check-out automáticamente concluido! Algunas empresas encuentran en esto una solución para el mercado minorista, como Nano Storee y aZippin, además del gigante Cisco, que también se ha involucrado en demostrar esta solución.

El self check out se ha venido adoptando cada vez más en supermercados y farmacias, e inclusive ya existen varios ejemplos en Brasil. Ahora es el turno de los más desafiantes, como en el caso del segmento de ropa que cuenta con alarmas insertadas en las prendas que son imposibles de quitar sin el equipo adecuado. La implementación de algo similar ya es posible a través de la solución de Sensormatic. De una manera sencilla, el consumidor realiza todo el proceso de compra por sí mismo y en un display puede eliminar la alarma. En su interior cuenta con un candado para que no sea posible escanear un producto y quitar la etiqueta de una pieza diferente.

Soluciones de Analytics aparecen con propuestas cada vez más hands on. Desde soluciones logísticas, como el caso de Smart Pack, que a través de cámaras inteligentes hace una lectura del camión y sugiere el mejor aprovechamiento posible de almacenamiento, evitando desperdicio de espacios, así como realiza el conteo y registro de lo que está siendo transportado. Pasando por IBM, que apuesta por el Hyper Local Retailing, en el que además de mostrar todo el análisis de lo que está ocurriendo en la tienda (como ruptura, datos de ventas inteligentes y posicionamiento de productos, que ya se ven desde hace algunos años), propone ahora dar respuestas de una forma predictiva, que era algo que realmente faltaba en este tipo de lectura. El sistema hace recomendaciones inteligentes en todo momento para gestionar la tienda, como, por ejemplo, en qué producto centrar las ventas, y va más allá de comparar el comportamiento de la tienda y el consumo con otras regiones, pues sugiere incluso la mudanza o la apertura de un nuevo espacio en otra ubicación “caliente” disponible dentro de la ciudad. Por último, NEC presentó también una evolución en la medición de zonas clave de las tiendas por medio de cámaras. El sistema mapea cuáles son los productos más deseados utilizando simplemente la mirada del consumidor.

Y si nos dirigimos hacia las apps de entrega de comida como UberEats, Rappi, etc., la repartidora de comida Apex order pick Up ha hecho una evolución sencilla e interesante de lockers para restaurantes, que propone este modelo de entrega con repartidores compartidos. ¡Los armarios se calientan, como un horno! Y ese lugar es el origen de donde el portador de la aplicación retira, mediante un código de desbloqueo, su comida calientita. Pero esto no termina ahí. Esto también puede ser una solución para puntos con alta concentración de personas. Imagínate que programas la entrega de una comida para que la recojas cuando llegues al metro mientras estás camino a casa. ¡Puedes programar esto con anticipación y saber que tu merienda o cena estará allí, esperándote, aún caliente!

Hero ha traído una propuesta para optimizar el tiempo de los vendedores en tienda o incluso propone una “¡uberización de vendedores!”. Los profesionales entran en la plataforma, se ponen a disposición y, desde allí, pueden ser activados por los consumidores que están navegando por el sitio o la app de las marcas y que necesitan ayuda para comprar. En lugar de hablar con un chatbot o asistente virtual, reciben la asistencia de un vendedor real que expande las posibilidades de servicio y, por consecuencia, también de comisión. ¡este es un claro ejemplo del servicio de atención de la omnicanalidad! Por supuesto, la inversión en formación y entrenamiento debe ser concebida con precisión, pero si analizamos en profundidad, no parece algo que requiera una inversión elevada, como lo requieren las tecnologías de punta.

Y para terminar esta pequeña descripción sobre lo más interesante que vimos en la feria, tenemos al stand que representa al restaurante Freeshipo del supermercado Hema, de Alibaba, el cual presentó sólo algunas de sus novedades, como la cinta transportadora suspendida en la tienda. Si estás en un rincón del supermercado y sabes que el producto que necesitas está al otro lado de la tienda, ¡a través del uso de la aplicación puedes pedir que la cinta transportadora te lo traiga! Y para pedir la comida, la persona hace todo el proceso sólo a través de la app y un robot lleva el plato listo a la mesa, sin ninguna interacción con camareros, cajas de cobro o cualquier otro servicio.

Sin duda alguna, las grandes mentes que se dedican a pensar en todo esto comenzaron a ver la tecnología como un medio y no más como el centro. El consumidor ha ocupado finalmente el lugar que ha estado generándose todo este tiempo: el de protagonista en todas las etapas del consumo.


Escrito por Ana Paula de Andrade
Encuéntrame en: LinkedIn

DÉJANOS UN COMENTARIO

* *
*
*
*
*
Lead Source
*Campos Requeridos
Enter the Captcha
Reload
Al enviar este formulario, aceptas la política de seguridad de Marco Marketing