Tendencias de retail

Las redes sociales son fundamentales en la estrategia de marketing de cualquier empresa, ya sea para el B2B o el B2C. Son ideales para interactuar con tu público objetivo, fidelizar clientes y mostrar la esencia de la marca, entre otros fines. Funcionan como un espacio online que se desprende de la página web e invita a entrar en conversación con los consumidores. Las marcas las utilizan cada vez más y algunas las incorporar como punto de venta o de atención al cliente. Entonces, ¿cómo no querer conocer sus secretos?

Lo interesante es que no todas las redes se comportan de la misma manera, ni nos acercan a los mismos tipos de públicos. Eso no significa que conviva un único perfil de usuario en cada red, pero sí hay ciertas tendencias particulares, las cuales otorgan dinámicas distintas o reglas tácitas de manejo. ¿Sabes cuáles son? Empecemos por Instagram: con sus buenas y malas prácticas para vender más.

¿De qué hablamos cuando decimos Instagram?

Hoy en día, todas las generaciones usan Facebook. Las madres suben las fotos de sus hijos cuando empiezan el colegio, comparten momentos de las últimas vacaciones en familia y se divierten con videos de gatitos. Por el contrario, los adolescentes o millennials -tal vez por esa misma razón-, en estos últimos años están mayormente en Instagram, otorgándole una impronta muy juvenil. Esa es una de sus características sobresalientes, ¿qué otras tiene?

Es una aplicación nativamente móvil, que nació exclusivamente para iPhone, pero ya puede ser utilizada en cualquier dispostivo. Fue creada para compartir fotografías y ponerle filtros. Hoy, en ella se pueden subir videos cortos, historias, agregar stickers, intervenir las imágenes o videos con texto, máscaras, marcos, etc. Ofrece también una opción para mandar mensajes privados, conectar las publicaciones con Facebook y la lista continúa ¡y seguramente continuará!

Comparada a otras redes, viene creciendo exponencialmente en los últimos años. Por ejemplo, mientras Snapchat pasa por dificultades, Instagram duplica en cinco meses sus usuarios diarios. En el 2018 ha alcanzado las 800 millones de cuentas por mes con actividad y 500 millones por día, sumado a que el 80% de ellas sigue a una empresa.

Es una gran oportunidad para las empresas ¿no crees?

De hecho, viene ganando importancia en publicidad. En 2017 ya tenía 2 millones de anunciantes activos. Ahora bien: ¿cómo hacer un buen marketing en Instagram?, ¿qué está aconsejado y qué no? Veamos…

Espacios Instagrameables

A Instagram se lo asocia a la calidad estética, lo visual, lo casual y espontáneo, las relaciones cálidas, a la parte humana de una compañía. Es por eso que según la consultora Statista, ya en el 2016 más del 95% de las marcas de moda, belleza, relojes, joyas y viajes usaban Instagram. Te permite mostrar tus productos y servicios de una forma impactante y entablar una relación con tus seguidores. ¿Cómo aprovecharlo?

Generar eventos, historias, experienciasusar decoraciones en las tiendas o crear espacios físicos muy visuales, para que pronto puedan ser plasmados en esta red y compartidos. ¡Nadie se resiste a subir una buena imagen a Instagram con un Hashtag de la marca!

Si por otra parte tienes una cuenta oficial y quieres subir posteos a Instagram, recuerda también que lo esencial es la calidad visual. Aunque con la opción de Historias o transmisión en vivo se permiten imágenes menos preparadas, el diseño, las proporciones, los colores son la clave. La mala práctica: ¡es casi un tabú subir fotos pixeladas o con mala iluminación!

 

Cuenta tu historia

En un mundo de jóvenes lo efímero es tendencia. Las historias duran 24 horas, son editables de múltiples maneras, divertidas, dan la sensación de espontaneidad. Se suelen postear muy a menudo, incluso cada pocas horas. Habilitan una comunicación fluida con los seguidores, que sienten que acompañan la marca permanentemente. Además, son útiles para hacer encuestas. En definitiva invitan a interactuar y ser parte de la comunidad de la marca que admiran. Instagram incorporó las historias en 2016 y en sólo seis meses incrementaron a 50 millones de cuentas activas por día. De verdad, ¡todo el mundo las usa constantemente! ¡No desaproveches esta función!

Algunas incluso se pueden destacar, es decir, dejarlas permanentemente. La clave: ideas originales, mucha creatividad. 

¿y los hashtags?

De por sí agregarlos aumentan el engagement y la cantidad de seguidores y más aún cuando lo haces a conciencia, investigando cuáles son los que están de moda o se relacionan beneficiosamente con tu marca. Logran asociarte a las tendencias del momento. No obstante, no hay nada tan positivo como crear un hashtag propio: el nombre de tu empresa, el slogan, el título de alguna campaña. Aporta personalidad, diferenciación y por otro lado, tu negocio es descubierto con mayor facilidad ya que las personas lo pueden utilizar en sus propios posts. El monto recomendado es de 3 a 15, ni pocos, ni excesivos, más bien depende del estilo que manejes. Eso sí: siempre relevantes, con un sentido específico. No funciona el “porque sí”.

¿Sigues usando una cuenta personal? Quizás te interesa explorar la posibilidad de migrar hacia un perfil de empresa, donde brindan herramientas que no están disponibles para los individuos. Podrás conectarte con tu página comercial de Facebook, agregar datos como el mail o el teléfono, un botón de contacto directo y obtendrás métricas de la actividad. Medir tus acciones es un excelente método de aprendizaje, para conocer a la audiencia y  optimizar el contenido.

Seguir una meta

Sin pensar una meta determinada el contenido será inconsistente, incoherente, poco valioso o confuso. Es necesario publicar con un objetivo claro. ¿Deseo promocionar mis productos o lo que mis clientes hacen con él? ¿Mostrar cómo es el día a día del trabajo de mi local o el ámbito laboral de mis empleados? ¿La esencia de la compañía? ¿Busco aumentar el tráfico a mi página web o conversar con los seguidores? ¿Quiero que sea un canal de venta o atención? Una vez que elijo una, las fechas y esfuerzos deben dirigirse a un único blanco. En caso de que queramos tráfico, pondremos el link de nuestra página en la bio. Tener en claro el punto de llegada ¡hace el camino menos dificultoso!

Apple por ejemplo, al lanzar su cuenta oficial en Instagram decidió que subiría fotos y videos tomados desde iPhones, etiquetando a los fotógrafos detrás de cámara. Al mismo tiempo, inauguró una campaña denominada “Shot on iPhone”, a la que convirtió en hashtag e incentivaba a sus usuarios a  compartir sus propias imágenes tomadas con sus Smartphones. La campaña #shotoniphone de Apple, además de tener un objetivo claro, interpela a sus seguidores, los llama a la acción.

 

“Likea” pero no abrumes

Dedícate a colocar likes, dar follows, agradecer los comentarios, hablar con tus seguidores e invítalos a seguirte en otras redes o canales. También puedes contar con influencers para que promocionen tus servicios o productos. En definitiva, ¡estrecha lazos! Evitar la comunicación te posiciona en un lugar alejado y frío, pero cuidado: ser excesivamente insistente cansa a tu audiencia. Lo más prudente es moderar el tono y el nivel de acercamiento. Por último, jamás, jamás dejes inactiva la cuenta y sé regular. El sinónimo del silencio es estar muerto, tanto en Instagram como en todas las redes.

Si quieres seguir profundizando en el tema te compartimos este e-book sobre cómo usar Instagram para empresas que tiene muchas más ideas y tips geniales.

Descarga infografía


Escrito por Ixchel Ángeles
Encuéntrame en: LinkedIn

DÉJANOS UN COMENTARIO

* *
*
*
*
*
Lead Source
*Campos Requeridos
Enter the Captcha
Reload
Al enviar este formulario, aceptas la política de seguridad de Marco Marketing